Respiración del corazón

Introducción

En un mundo lleno de prisas, con la respiración del corazón se trata de crear coherencia mente-corazón. Como sabemos nuestro corazón influye enormemente en nuestra mente, deberíamos de vivir en un estado de armonía entre nuestro corazón, lo que sentimos, y nuestra mente, lo que hacemos, para potenciar tu bienestar personal. Esta respiración te ayudará a abrir el corazón y a crear esa coherencia tan necesaria en nuestro día a día.

Actúa desde el amor sin importar las consecuencias.

Cuando paras un momento en tu día a día y tocas tu corazón puedes darte cuenta de aquello que te viene bien y también tomar consciencia de aquello que no es tan beneficioso para ti y que está haciendo daño a tu vida. Pues al tocar tu corazón tu corazón, éste se comunica contigo en una sensación de malestar y bienestar. 

Cada mañana activa tu energía de amor en tu vida con la respiración del corazón.

Cómo realizar la respiración de corazón

Esta técnica que abre la puerta para conectar corazón con el cerebro y mejorar el sistema inmune esta viene del científico Gregg Braden. Para ello realiza los siguientes pasos: 

Primero cierra los ojos y céntrate en ti mismo. Deja de poner la atención en el pensamiento y ponlo en tu corazón. 

Por tu consciencia en el corazón situando tu mano sobre el mismo.

Relájate y respira de forma lenta y profunda. Deja al menos segundos entre inspiración y expiración. Cuando respiras de forma lenta y controlada estás enviando un poderoso mensaje al cuerpo de ¡estás en un lugar seguro!, entonces tu cuerpo cambia su química. 

Siente esa sensación que experimenta tu corazón sin importar lo que sucede en el mundo exterior. De este modo, puedes llegar a sentir emociones como la gratitud, la apreciación, el cuidado/amor o la compasión.  

Respira y siente lo que está pasando en tu corazón. Deja que esa emoción inunde tu corazón, estableciendo la conexión entre tu mente y tu corazón. 

Inspira profundamente y vuelve a tu estado habitual de vigilia. Esta técnica tan sencilla es muy poderosa mejorando no solo tu bienestar emocional, sino también tu sistema inmune. 

Lo recomendable es realizar esta técnica justo antes de dormir o en los tres primeros minutos antes de despertar. 

Estás vivo, respira.

Conclusión

Espero te haya sido provechosa la respiración del corazón, a veces es necesario dejar atrás el parloteo mental y ver la sensación que nos transmiten las situaciones por las que estamos atravesando y así poder tomar las decisiones más oportunas a cada momento. 

Confío que mi corazón le ofrecerá a mi mente la claridad necesaria para saber lo que es de verdad bueno para mí.

Solo en el lugar adecuado puedes dar lo mejor de ti a cada momento, encontrando la paz, la felicidad y el equilibrio.  No tengas miedo a escuchar a tu corazón y después tomar acción. 

Si tienes alguna duda por favor házmelo saber en los comentarios ya sabes que siempre te leo. 

Espero nos volvamos a encontrar pronto. 

¡Cuídate mucho!

Tu plan de bienestar personal libros

¡Disponibles todos en Amazon!

Deja un comentario